martes, 6 de mayo de 2014

Los espacios Ramsar en Venezuela: El refugio de fauna silvestre de Cuare, edo. Falcón y la importancia de su gestión para la preservación de especies y la conservación ambiental.

Pedro A. Rosales R.
Máster en Gestión Integrada en Áreas Litorales 2013-2014, Universidad de Cádiz, España.
1 de mayo de 2014


Introducción
En Venezuela existen varios lugares declarados como espacios Ramsar, entre estos encontramos: Cuare en el Estado Falcón, el archipiélago de Los Roques en las dependencias federales, la Ciénaga de los Olivitos en el estado Zulia, la Laguna de La Restinga en Nueva Esparta y la Laguna de Tacarigua en el estado Miranda.
Cuare es un refugio de vida silvestre con un área de aproximadamente 9.968 ha, se ubica en la parte oriental del estado Falcón, cercano a la población de Chichiriviche, uno de los destinos turísticos más importantes del país. Fue decretado Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) el 31 de mayo de 1972 para proteger la presencia del caimán de la costa (Crocodylus acutus) (ver ilustración 2), una especie que aún está en peligro de extinción, Cuare fue incorporado a los sitios Ramsar el 23 de noviembre de 1988, correspondiéndole el numero de Sitio Ramsar No.414, posteriormente es añadido al Registro de Montreux[1] el 16 de junio de 1993, siendo retirado del mismo el 7 de agosto de 1996. Este lugar incluye hábitats marinos y continentales que están formados por arrecifes de coral, playas arenosas, manglares y selva baja dispersa.
Ilustración 2: Parque Nacional Morrocoy, Playa Mero, (Crocodylus acutus), Estado Falcón. Foto: Humberto Ramírez Nahim.

[1] El Registro de Montreux es un registro de los humedales inscritos en la Lista de Humedales de Importancia Internacional en los que se están produciendo, se han producido o pueden producirse cambios en las características ecológicas como consecuencia del desarrollo tecnológico, la contaminación u otra intervención del ser humano. (Ramsar Convention, 2014)

Cuare se encuentra formado por un pequeño golfo y una red de canales, en los que se pueden encontrar manglares, bosques de hoja caduca y pantanos de alta productividad, sobre todo en los meses de junio a enero (Fundación AguaClara, 2013) (Montaner, 2012), en los que se puede apreciar la puesta en escena y la invernada de aves acuáticas tales como el águila pescadora (Pandion halieatus), el playero turco (Arenaria interpres), el flamenco (Phoenicopterus ruber),  las corocoras rojas (Eudocimus ruber) (ver Ilustración 3), el paují de copete (Crax daubentoni), el loro real (Amazona ochrocephala), el pelícano (Pelecanus occidentalis) o la fragata o tijereta de mar (Fregata magnificens) (Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, 2014), además de una rica flora y fauna, incluyendo peces de importancia comercial y tres especies de tortugas marinas.


Ilustración 3: Corocoras rojas (Eudocimus ruber)

Sus linderos han sido modificados posteriormente a su declaración como espacio Ramsar en 1972, mediante los Decretos No. 1684, de fecha 15 de junio de 1976 (Gaceta Oficial No. 31077 del 28 de septiembre de 1976), y No. 1912, de fecha 24 de octubre de 1991 (Gaceta Oficial No. 34829 del 29 de octubre de 1991) (Birdlife International, 2014),  mismo año en que fue objeto de una Misión Ramsar de Asesoramiento de la cual se tiene la información más reciente en este organismo.
Importancia de Cuare como humedal y reserva de vida silvestre
A grandes rasgos, los humedales prestan servicios ecológicos fundamentales ya que son reguladores de los regímenes hídricos, así como fuentes de biodiversidad a todos los niveles: especies, genético y del ecosistema, además de prestar servicios para generar recursos de gran valor económico, científico, cultural y recreativo; desempeñan un papel esencial en la adaptación al cambio climático y en la atenuación de sus efectos. De igual manera que son de un gran interés para el desarrollo turístico sobre todo por sus escenarios y diversidad biológica y sirven de manera sustentable para la alimentación de las comunidades al ser un área de refugio, alimentación, reproducción y desarrollo de diversas especies de invertebrados y peces.

Algunas de las problemáticas que se presentan en Cuare

La progresiva invasión y pérdida de humedales generados a partir de la urbanización en las zonas contiguas al espacio protegido  (Organización de los Estados Americanos (OEA), 1990) (Scorza Reggio, 1980), causa daños ambientales graves y a veces irreparables a la prestación de servicios del ecosistema. La falta de tratamiento de las aguas residuales aumenta los niveles de nutrientes en la zona de humedal y al contribuir con la deforestación de especies como el manglar, que captan parte de estos nutrientes, se contribuye con la eutrofización de las aguas, al mismo tiempo que con la desaparición de lugares de reproducción de ciertas especies, lo que genera modificaciones en la cadena trófica del lugar. Es por esto que debería conservarse asegurando su uso racional y restaurarse y rehabilitarse siempre que sea posible.
La actividad náutica que se genera en la inmediaciones del parque nacional Morrocoy es otra fuente de alteración en este medio debido el uso de embarcaciones y su anclaje en zonas de arrecifes y manglares asociados al hecho de no acatar y respetar las normativas de los entes rectores y el no respetar las zonas donde sólo se permite ingresar personal autorizado, además de la frecuente presencia de hidrocarburos provenientes de la combustión en motores fuera de borda. Por otra parte, la alta afluencia de turistas en temporadas puede contribuir también a la degradación de los espacios ya que al pisar se produce la compactación de la arena que hace más difícil la fijación de plantas acuáticas y la degradación de los corales, afectando la reproducción de praderas de fanerógamas marinas que dan lugar a los más diversos hábitats, lo que a su vez, propicia la existencia de una gran variedad de especies (Oceana, 2007).
Para el año 2012, se tenía prevista la mejora de una planta de tratamiento de aguas y la construcción de otra para la población e Chichiriviche (Montaner, 2012), sin embargo en cuanto el tema de la basura, para ese momento habían dentro del refugio algunas zonas de disposición de residuos ilegales sobre las cuales se pudo contactar con las autoridades para sanearlas, esta problemática no solo sigue ocurriendo sino que en temporadas vacacionales el problema se acrecienta, reflejando falta de conciencia por parte de los temporadistas y usuarios del parque y la falta de señalización del área protegida para ayudar a la toma de conciencia y la mitigación de los problemas.
Otro problema que existía y sigue existiendo en algunos tramos, es la vía que conduce hacia Chichiriviche, la cual atraviesa el estero separándolo en dos partes, ejerciendo el efecto de dique que impide el paso del agua hacia el lado sur, causando deterioro del hábitat natural. A pesar de que en cierta medida este problema fue resuelto hace algunos años, hace falta la revisión periódica y el mantenimiento necesario para el buen funcionamiento de las obras que permiten el flujo de agua de un lado hacia el otro. Lo mismo sucede con el par vial Morón-Tucacas, que aunque no se encuentra dentro de nuestra área de estudio, nos es necesaria hacer la salvedad, ya que es una zona de reproducción de cangrejos y peces que afectan la cadena trófica de todo el sector, resultando urgente la modificación de esta vía para evitar el represamiento del agua y de las migraciones de cangrejos, permitiendo que vuelva así a las condiciones originales de las albuferas y zonas de humedal y manglares.

Implicaciones tiene su declaración como área RAMSAR

En la sección “Acerca de Ramsar” disponible en la página web de Ramsar, referida a las Partes Contratantes y los Estados Miembros (EEMM) y también disponible en (Secretaría de la Convención de Ramsar, 2013) se mencionan algunas de las implicaciones de la adhesión a esta convención, esta dice:
“La adhesión a la Convención señala un compromiso por parte del gobierno nacional de trabajar activamente en apoyo de los “tres pilares” de la Convención: 1) garantizar la conservación y el uso racional de los humedales que ha designado como Humedales de Importancia Internacional, 2) incluir en la planificación ambiental nacional el uso racional de todos los humedales en la mayor medida posible, y 3) entablar consultas con otras Partes acerca de la aplicación de la Convención, especialmente en lo que concierne a los humedales transfronterizos, los sistemas hídricos compartidos y las especies compartidas”. (Ramsar Convention, 2014)
De igual forma en los puntos 1.5, 1.7 y sobre todo en el 1.8 del Manual de la Convención de Ramsar en su 6ta edición, 2013, se especifica entre otras cosas que:
·         Se facilita la elaboración en el plano nacional de políticas y acciones, incluso legislación, que ayuden a las naciones a utilizar lo mejor posible sus recursos de humedales en la búsqueda de un desarrollo sostenible”.
·         Ofrece al país la posibilidad de hacerse oír en el principal foro intergubernamental sobre conservación y uso racional de los humedales.
·         Permite acceder a la información más reciente y a asesoramiento sobre la adopción de las normas de la Convención.
·         Da acceso a asesoramiento especializado sobre problemas de conservación y manejo de los humedales.
·         fomenta la cooperación internacional respecto de las cuestiones concernientes a los humedales y trae consigo la posibilidad de conseguir apoyo para proyectos sobre humedales.
·         Los EEMM, de conformidad con la Convención las Partes Contratantes, tienen el deber general de incluir las cuestiones relativas a la conservación de los humedales en sus planes nacionales de uso del suelo y establecer reservas de naturaleza en humedales, estén o no considerados de importancia internacional e inscritos en la Lista de Ramsar.
En la recomendación 5.12 surgida de la 5a. Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes en Kushiro, Japón entre el 9-16  de junio de 1993, se dice que:
Se “INSTA al Gobierno de Venezuela a adoptar medidas para impedir el deterioro de Cuare (y del vecino Parque Nacional Morrocoy) poniendo activamente en práctica el Plan de ordenamiento del territorio del este del Estado Falcón, aplicando medidas de control del impacto ambiental negativo de las instalaciones turísticas que se construyan en la zona y estableciendo en el lugar adecuado las instalaciones necesarias para albergar a la creciente población de la zona; y PIDE a la Oficina que ayude al Gobierno de Venezuela a identificar y acceder a fuentes de financiación necesarias para aplicar dichas medidas.” (Ramsar Convention, 1993)
En el informe de Venezuela sobre los avances para la COP 11 de Ramsar presentado en la 11ª Reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención sobre los Humedales en Bucarest, Rumania, 6 a 13 de julio de 2012, se refleja que:
“La medida más importante tomada durante este trienio fue la construcción colectiva de la Estrategia Nacional de Conservación de la Diversidad Biológica 2010-2020… en concordancia con los procesos regionales y mundiales, y alineada con el Proyecto Nacional Simón Bolívar (Primer Plan Socialista de la Nación)” (República Bolivariana de Venezuela, 2012)
Esta estrategia pretende establecer lineamientos que permitan el desarrollo basado en la sustentabilidad incorporando la articulación entre instituciones y comunidades para lograr la toma de conciencia de los problemas ambientales por parte de las comunidades y la construcción colectiva de un nuevo modelo de desarrollo. Para ello se contó con la participación de más de 5000 personas a nivel nacional en las que fueron representadas comunidades organizadas, estudiantes, colectivos, profesores, funcionarios y militantes.

Formas de financiamiento para su mantenimiento y conservación

Ilustración 4: Jornada de limpieza de playas, Edo. Falcón. Fuente: (Diario Ojo Pelao, 2013)

Actualmente existe un proyecto que lleva por nombre “Sistema Venezolano de Información sobre la Diversidad Biológica” llevado a cabo por la Oficina Nacional de Diversidad Biológica del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (MINAMB) y financiado por el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Investigación (FONACIT) que tiene como finalidad enriquecer la información disponible con las características ecológicas de las ABRAE, este consiste en un catálogo digital permanente de Diversidad Biológica que será disponible al público vía internet complementando los geoportales del Sistema de Información Ambiental (SIA), del Sistema de Información para la Gestión y Ordenación del Territorio (SIGOT), el Sistema de Información y GestiónIntegrada de Zonas Costeras (SIGIZC)  y el Sistema de Información para la Gestión Integral delas Aguas (SIGIA).
Algunas iniciativas privadas también contribuyen al mantenimiento y la generación de conciencia ambiental, esto se demostró el pasado mes de septiembre de 2013, cuando la ferretería EPA, una importante cadena de ferreterías a nivel nacional, llevó a cabo en sus tiendas su jornada anual de recaudación para apoyar la labor de la Fundación de Defensa de la Naturaleza (Fudena) recaudando, con el aporte voluntario de los clientes, la suma de Bs. 415.370,41 destinado al financiamiento de la campaña Día Mundial de Playas de ese año, así como al fortalecimiento operativo, técnico y administrativo de las sedes de Fudena de Caracas y Chichiriviche. (Diario Ojo Pelao, 2013)

Sobre algunas herramientas efectivas para su conservación

Según el informe  de Venezuela sobre los avances para la COP 11 de Ramsar, uno de los aspectos más importantes en los que ha tenido avances es en “el impulso dado al manejo participativo de las áreas estratégicas para la conservación, lo que incluye los humedales” principalmente basado en la generación de la Estrategia Nacional de Conservación de la Diversidad Biológica 2010-2020. De igual forma, “se mantienen diversos programas, proyectos y acciones en alianza entre organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, siendo los ejes de acción el fortalecimiento de los mecanismos de participación ciudadana en la gestión ambiental” (República Bolivariana de Venezuela, 2012)

Sobre sus planes de gestión

El refugio de fauna silvestre de Cuare contempla un Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso, este se puede encontrar en el Decreto N° 2.303 de fecha 5 de junio de 1992, publicado en Gaceta Oficial Nro. 35154 del 16/02/1993 (República de Venezuela, 2012) en este se contempla la zonificación, el programa de manejo, la administración, los usos y actividades permitidas y prohibidas, entre otros, siendo el organismo encargado de su gestión la Oficina Nacional de Diversidad Biológica, perteneciente al MPPAMB.

Medidas específicas para las aves migratorias

Las medidas necesarias para el manejo de los humedales de importancia internacional, se ven reflejadas en los manuales de Ramsar, entre estas:
·         Aumentar las poblaciones de aves acuáticas mediante el manejo de humedales apropiados. (Secretaría de la Convención de Ramsar, 2013, pág. 17)
·         Los EEMM deberán participar en estudios coordinados a nivel internacional y relativos a las aves acuáticas, y a llevar a cabo estudios especiales en sus territorios para identificar los humedales de importancia internacional para las aves acuáticas en cualquier momento de los ciclos anuales de dichas especies, así como concertar acuerdos bilaterales o multilaterales de conservación de aves acuáticas migratorias y cooperar con otras Partes Contratantes situadas a lo largo de una misma vía de migración en materia de asistencia financiera e intercambio de información y competencia y fomentará la conservación de los humedales y de las aves acuáticas creando reservas naturales en aquellos, estén o no incluidos en la Lista, y tomará las medidas adecuadas para su custodia  (Secretaría de la Convención de Ramsar, 2013, págs. 67, 72)
Según el Cuarto Informe Nacional Convenio de Diversidad Biológica de la República Bolivariana de Venezuela,  el MPPAMB ha desarrollado algunos programas de conservación en áreas estratégicas para la conservación de los humedales, entre ellos Cuare, realizando la evaluación del tamaño de las poblaciones y las variaciones espacio-temporales de las diferentes especies de aves acuáticas que ahí paran, así como la riqueza y diversidad de especies residentes, permitiendo generar políticas de conservación de estas especies y de sus hábitats, entre las que destacan la ampliación de las áreas existentes, y la creación de nuevas así como la modificación de los Planes de Ordenamiento y Reglamentos de Uso. A continuación nombramos dos de los programas más importantes que están relacionados con las aves migratorias dentro de este espacio:
·         Monitoreo de flamencos (Phoenicopterus ruber) y otras aves asociadas a humedales.
·         Conservación para el desarrollo sustentable de los humedales de Venezuela.

Sobre los planes de seguimiento

Venezuela cuenta con un sistema de indicadores que permite realizar el seguimiento del estado ambiental de los diversos ecosistemas y la evaluación del cumplimiento de las metas pautadas en diversos convenios internacionales. Por ejemplo:
La variación poblacional de los flamencos, así como de otras aves acuáticas, constituye un indicador biológico del estado de los humedales en los que habitan dichas especies (GEO Venezuela, 2010). En el año 2010, el monitoreo de dichas poblaciones se realizó en 13 humedales marino-costeros a lo largo del país” (Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, 2012)

Específicamente en el refugio de Cuare la población de flamencos ha aumentado considerablemente, según datos de la Oficina Nacional de Diversidad Biológica como se muestra en la siguiente tabla:

Entidad federal/humedad
Nro. de ejemplares registrados
2007
2008
2009
2010
Estado Falcón
2001
2331
5471
9805
Reserva de fauna silvestre Cuare
1619
1624
4963
8969

Fuente: Elaboración propia con base en: (Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, 2012) Oficina Nacional de Diversidad Biológica.


Fuente: Elaboración propia con base en (Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, 2012)

Este aumento también se ve reflejado a nivel nacional, legando a alcanzar más de 90.000 ejemplares de flamencos a nivel nacional como se muestra en la imagen que sigue a continuación:

Ilustración 5: Abundancia de flamencos en Humedales de Venezuela, 2007-2010 Fuente: (Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, 2012)

Por otra parte, el gobierno de Venezuela ha instalado un nuevo Comité de la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional Ramsar, publicado en la Gaceta Oficial, número 39.752 de fecha 7 de septiembre de 2011, con el propósito de proteger estos importantes ecosistemas. Este comité está integrado por distintas direcciones del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y cuenta con la participación de las Mesas Técnicas de Aguas (MTA), Consejos de Pescadores, miembros de la Misión Árbol, universidades, entre otras organizaciones, de acuerdo a lo establecido en el convenio RAMSAR.
De igual forma, Venezuela actualmente es uno de los primeros países en desarrollar una Estrategia Nacional para la Conservación de la Diversidad Biológica (2010-2020) y su correspondiente plan de acciones y se adelanta a la gestión integrada de los humedales, a través de la tercera línea de acción denominada Áreas Estratégicas para la Conservación.
Sin embargo, algunos problemas han surgido de la aplicación de los indicadores propuestos por Ramsar ya que según se menciona en el informe venezolano de 2012:
“Los indicadores de aplicación de la Convención presentan dificultades para integrarse a la Estrategia Nacional para la Conservación de la Diversidad Biológica 2010-2020 y al proceso de planificación nacional que se estructura sobre el Plan Nacional de Gestión Integral de las Aguas, debido principalmente a que la aplicación de las estrategias de valoración propuestas por el Convenio no reflejan los esfuerzos para detener las causas directas, indirectas y estructurales de la pérdida de los ecosistemas.” (República Bolivariana de Venezuela, 2012, pág. 10)
Existen otras experiencias como la recogida en el trabajo de (Montaner, 2012) donde se hace la evaluación de la gestión tomando en cuenta cinco ámbitos: personal, infraestructura y equipamiento, financiamiento, planificación y político-institucional, dando como resultado promedio un 39,3% de los valores óptimos alcanzados, siendo la puntuación más baja en el tema de la planificación del espacio con el 35,7 % y la más alta con 41,7% en el tema de infraestructura y equipamiento; aunque no sabemos a ciencia cierta si estas evaluaciones son tomadas en cuenta por los entes gubernamentales con competencia en la materia para mejorar la gestión de estos espacios o si son meramente trabajos de investigación con fines educativos o institucionales.
Sobre las normativas complementarias
La protección y conservación de Cuare pareciera estar apoyada por la existencia de otras normativas e instrumentos ambientales que ayudan a su conservación al menos desde el punto de vista normativo, entre estas normativas e instrumentos tenemos los siguientes:



Instrumento Jurídico
Objetivo
Fecha y lugar de firma
Gaceta Oficial
Convención para la Protección de la Flora, la Fauna y de las Bellezas Escénicas Naturales de los Países de América
Establecer un sistema de protección en los países de América para la flora, fauna y medio ambiente de sus entornos.
Washington
12-10-1940
13-11-1941
N°20.643
Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Fauna y Flora Silvestres (CITES)
Proteger ciertas especies de animales y vegetales que se encuentran en Peligro de Extinción.
Acordar medidas para proteger las especies mediante el control del comercio internacional.
Washington
03-03-1973
29-06-1977
N° 2.053 Ext.
Convenio para la Protección y Desarrollo del Medio Marino en la Región del Gran Caribe
Proteger y ordenar el medio marino y las zonas costeras de la Región del Gran Caribe.
Cartagena de Indias
24-03-83
25-07-86
N° 33.498
Protocolo relativo a las Áreas Flora y Fauna Silvestres Especialmente Protegidas (SPAW)
Proteger y preservar en la zona de aplicación del Convenio para la Protección y Desarrollo del Medio Marino en la Región del Gran Caribe, los ecosistemas raros o vulnerables, así como el hábitat de las especies amenazadas o en peligro de extinción.
Kingston, Jamaica
31-01-1990
18-12-96
N° 36.110
Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional como Hábitat de Aves Acuáticas
(Convención RAMSAR)
Detener la ocupación y desaparición progresiva de las marismas debido al valor económico, cultural, científico y de recreo.
RAMSAR
02-02-1971

Protocolo Modif. París
03-12-1982
16-09-1988
N° 34.053
Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la UNESCO
Establecer un sistema eficaz de protección colectiva del patrimonio cultural y natural de valor excepcional organizado de una manera permanente y según sentido científico moderno.
París
23-11-1972
06-07-1990
N° 4.191 Ext.
Convenio sobre la Diversidad Biológica
Conservar y preservar el máximo posible de diversidad biológica en beneficio de las generaciones presentes y futuras.
Río de Janeiro
12-06-1992
12-09-1994
N° 4.780 Ext.
Convención Internacional de Lucha contra la Desertificación
Establecer un mecanismo eficaz de colaboración internacional para evitar el aumento gradual de la desertificación existente en los países que afrontan grandes sequías.
París
Oct. 1994
23-06-1998
N°5.239Ext.
Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas
Promover la protección, conservación y recuperación de las poblaciones de tortugas marinas y de los hábitats de los cuales dependen, basándose en los datos científicos más fidedignos disponibles y considerando las características ambientales, socioeconómicas y culturales de las Partes.
Caracas
01-12-1997
05-08-1998
N° 5.247 Ext.
Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura
Conservación y la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su utilización en armonía con el Convenio sobre la Diversidad Biológica, para una agricultura sostenible y la seguridad alimentaria.

23-12-2004
38.093
Fuente: Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (2014)

Aunque existe un marco normativo muy complejo que tienen relación con la protección de diversas cuestiones en nuestra área de estudio, no todas las normativas afectan de forma directa al espacio aunque los hacen de manera parcial. Sin embargo en la vida real, pareciera a simple vista que las autoridades locales se hacen de la vista gorda al permitir que ciertas actividades, regularmente derivadas del desarrollo urbano, se ubiquen en los límites del área protegida causando modificaciones y daños, a veces irreparables.

Conclusiones y recomendaciones:
Desde el punto de vista normativo, Venezuela parece contar con una gran cantidad de normas y planes que apoyan la defensa, cuidado y protección del ambiente y de los humedales donde habitan las aves migratorias, sin embargo la realidad parece ser algo distinta ya que para el público en general la gestión por parte de las autoridades locales no ha sido las más adecuada, al restarle importancia al tema ambiental.

Ilustración 6: Resultados de la encuesta sobre el tema ambiental realizada por el MPPAMB en su página web: www.minamb.gob.ve al 01/05/2014

En Cuare los problemas ambientales suelen estar derivados de las presiones ejercidas por los usos y actividades que se desarrollan en sus alrededores: desarrollo urbano y turismo principalmente, causando en ocasiones graves consecuencias. Si bien los entes competentes han actuado tratando de minimizar los impactos, estos no se han terminado de resolver, volviendo a aparecer en sobre todo en temporadas vacacionales o días festivos cuando gran cantidad de turistas asisten a los lugares de interés cercanos como es el caso del Parque Nacional Morrocoy,  convirtiéndose en un lazo sin fin.
La falta de conciencia de los usuarios de los espacios antes señalados y de los mismos pobladores del lugar, es una de las causas de los problemas más frecuentes. Otras causas pueden ser atacadas de forma eficiente al tenerse en cuenta los planes propuestos y haciendo efectivo el cumplimiento de la normativa vigente, impartiendo sanciones a quien no cumpla con lo exigido. Este dinero puede y debe ser devuelto al sistema de forma tal que permita su funcionamiento y para garantizar la sostenibilidad en el tiempo de la gestión, asegurando el logro de los objetivos propuestos y el cumplimiento de los compromisos ambientales.
Al día de hoy, una nueva convocatoria se hace presente para tratar de darle un nuevo rumbo al modo de vida, producción y consumo que se ha impuesto como modelo. Esta vez, el MPPAMB ha llamado al congreso constituyente de los movimientos sociales, ambientalistas y ecologistas por la paz y la vida para generar un espacio de encuentro para la conformación de un gran movimiento y la construcción colectiva de un programa común en el marco del Plan de la Patria 2013-2019.
Se hace necesaria la creación de una Oficina Nacional de Control y Seguimiento Ambiental, que lleve a cabo todo lo concerniente a la evaluación de la gestión y el seguimiento del cumplimiento de las metas propuestas tanto en los planes, programas y convenios suscritos en temas ambientales, con particularidad en los humedales y zonas reproductivas y de interés nacional e internacional así como también el hecho de promover por diversos medios (impresos o digitales) la difusión y el conocimiento de las leyes ambientales vigentes y los planes, programas y proyectos institucionales, empoderando a las comunidades de forma tal que exijan a las autoridades municipales, estadales y nacionales su cumplimiento, garantizando su propio derecho constitucional de disfrutar un ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado.

Bibliografía

Birdlife International. (2014). Important Bird Areas factsheet: Refugio de fauna silvestre Cuare. Recuperado el 30 de abril de 2014, de www.birdlife.org: http://www.birdlife.org/datazone/sitefactsheet.php?id=14940
Castillo A., M. (14 de julio de 2009). Refugio de Fauna Silvestre de Cuare. Recuperado el 25 de abril de 2014, de www.revistamundonautico.com: http://www.revistamundonautico.com/?p=733
Diario Ojo Pelao. (16 de septiembre de 2013). Clientes de EPA aportaron Bs. 415.370,41 para celebración del Día Mundial de las Playas. Recuperado el 28 de abril de 2014, de ojopelao.com: http://ojopelao.com/clientes-de-epa-aportaron-bs-415-37041-para-celebracion-del-dia-mundial-de-las-playas/
Fundación AguaClara. (19 de diciembre de 2013). Refugio de fauna silvestre Cuare, sitio Ramsar de Venezuela. Recuperado el 30 de abril de 2014, de www.aguaclara.org: http://www.aguaclara.org/ramsar_cuare.html
Fundación Costa de Venezuela. (24 de abril de 2014). Caimán de la costa, Crocodylus acutus. Recuperado el 24 de abril de 2014, de www.costadevenezuela.org/: http://www.costadevenezuela.org/?p=9947
Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. (24 de abril de 2014). Cuare. Recuperado el 24 de abril de 2014, de Sistema Venezolano de Información sobre Diversidad Biológica: http://diversidadbiologica.minamb.gob.ve/areas/ficha/60/
Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. (2011). Cuarto Informe Nacional Convenio de Diversidad Biológica de la República Bolivariana de Venezuela. Caracas.
Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. (20 de diciembre de 2012). Sistema de Indicadores y Estadísticas Nacionales para la Gestión del Ambiente. Recuperado el 24 de abril de 2014, de www.minamb.gob.ve: http://www.minamb.gob.ve/files/planificacion-y-presupuesto/IndicadoresAmbientales.htm
Montaner, D. (2012). Grado de efectividad de manejo de un área protegida de Venezuela "refugio de fauna silvestre Cuare". Revista Parques (2).
Oceana. (1 de marzo de 2007). Praderas de fanerógamas marinas. Recuperado el 28 de abril de 2014, de oceana.org: http://oceana.org/sites/default/files/o/fileadmin/oceana/uploads/europe/reports/2_praderas_fanerogamas.pdf
Organización de los Estados Americanos (OEA). (1990). El manejo de ambientes y recursos costeros en America Latina y el Caribe (Vol. 1). Buenos Aires, Argentina.
Ramsar Convention. (20 de abril de 2014). El Registro de Montreux. Recuperado el 20 de abril de 2014, de www.ramsar.org: http://www.ramsar.org/cda/es/ramsar-documents-montreux-montreux-record-23759/main/ramsar/1-31-118%5E23759_4000_2__
Ramsar Convention. (29 de abril de 2014). Partes Contratantes o Estados Miembros de la Convención de Ramsar. Recuperado el 29 de abril de 2014, de www.ramsar.org: http://www.ramsar.org/cda/es/ramsar-about-parties/main/ramsar/1-36-123_4000_2__
Ramsar Convention. (1993). Recomendación 5.1.2:Cuare, Venezuela. Recuperado el 27 de abril de 2014, de http://www.ramsar.org/: http://www.ramsar.org/cda/es/ramsar-documents-resol-recommendation-5-1-2/main/ramsar/1-31-107%5E23163_4000_2__
República Bolivariana de Venezuela. (2 de octubre de 2012). Informes Nacionales presentados a la Conferencia de las Partes. Recuperado el 27 de abril de 2014, de www.ramsar.org: http://www.ramsar.org/pdf/cop11/nr/cop11-nr-venezuela.pdf
República de Venezuela. (3 de enero de 2012). Gaceta Oficial de la República de Venezuela Nro. 35154 del 16 de febrero de 1993. Recuperado el 27 de abril de 2014, de www.pgr.gob.ve: http://www.pgr.gob.ve/dmdocuments/1993/35154.pdf
Scorza Reggio, J. V. (1980). El efecto del turismo en las ocupaciones tradicionales de agua salobre en el Parque Nacional Morrocoy (Estado Falcón). Coro: UNEFM.
Secretaría de la Convención de Ramsar. (2013). Manual de la Convención de Ramsar: Guía a la Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán,1971) (6ta ed.). Gland, Suiza: Secretaría de la Convención de Ramsar.





[1] El Registro de Montreux es un registro de los humedales inscritos en la Lista de Humedales de Importancia Internacional en los que se están produciendo, se han producido o pueden producirse cambios en las características ecológicas como consecuencia del desarrollo tecnológico, la contaminación u otra intervención del ser humano. (Ramsar Convention, 2014)

¿A que ciudad te gustaría ir en tu proximo viaje?

¿Desde dónde nos visitas?/¿Where are you from?